miércoles, diciembre 20, 2006

Saudade

Los cambios en las sociedades comienzan por el conjunto? ¿o los hacen los individuos? Ante semejantes preguntas lo único que sé es que no estoy dispuesta a adaptarme a la locura. No estoy dispuesta. ¿Cómo poner el límite ante la usura de los valores simbólicos y ante la usura de los prestigios? ¿Cómo se sale de una picadora de carne cuando ya estás pasando por los pequeños filos, cuando ya la materia se está convirtiendo en un puré rojizo y contundente? Después, esa carne tuya picada sirve solamente para construir una ilusión de un cuerpo compacto constituido por los desechos de aquella buena materia... es decir: se integra a la salsa o se vuelve tarta o pan de carne o empanada o hamburguesa: carne disgregada que envuelta o sumergida se transforma... o se deforma?

jueves, diciembre 14, 2006

Cómo suena...

esto se escuchó en FM Rock and Pop Rosario (91.9) el miércoles 6 de diciembre de 2006, en el programa "La Noche de Bárbara y Dick", conducido por Coki Debernardi, Federico Fritschi y Eloy.


La pasé ge-nial

martes, noviembre 28, 2006

Que el ritmo no pare...


Las Editoriales junco y capulí de Rosario y La creciente de la ciudad de Córdoba,
conjuntamente con la Casa de la Poesía de Rosario
invitan a la presentación de

Soy fiestera

de Mercedes Gómez de la Cruz


Poesía y perfomance

Sábado 2 de Diciembre 20 h Casa de la Poesía
(Sgto. Cabral 301 y G. Estévez Boero - Paseo de las Artes y río Paraná)
Rosario


Los esperamos para celebrar y brindar!!!

Entrada libre y gratuita



Auspicia
Área Literaria
de la Secretaría de Cultura y Educación
de la Municipalidad de Rosario

miércoles, noviembre 15, 2006

Serch

Hubo un encuentro y muchos desencuentros...

La semana pasada presenté mi nuevo libro en la ciudad de Córdoba.

Días antes envié la invitación que Editorial La Creciente diseñó para la ocasión. Se la mandé a muchísimos amigos de distintas ciudades y países. Lo que me pregunto es qué fue lo que hizo suponer, a muchos ciudadanos de la urbe que habito, que las coordenadas eran las de una calle de su propia (y no tan extensa) ciudad que creían desconocer. Qué fue lo que los llevó a buscar una calle que creían céntrica y al mismo tiempo ignota, desconocida. ???
Sí,fue una confusión. Me inclino a pensar, sin embargo, que pudo tratarse de la puesta en acción de una expectativa: la de encontrar un espacio desconocido, un nuevo ámbito, un lugar que -todavía, al menos aquí, en Rosario- no existe...

jueves, noviembre 02, 2006

Paralelamente...

al trabajo esclavista, hay alicientes en el camino...

http://www.lacrecienteweb.com.ar

martes, octubre 24, 2006

Metié

Cuando Juan Mildenberger vivía en Rosario presentamos juntos nuestros primeros libros de poemas, "Un tajo en el agua" era el suyo. Entonces nos reuníamos para ver los detalles de la presentación conjunta. Conversábamos bastante. En ese tiempo Juan trabajaba en una enorme empresa de seguros. Me contó de un compañero de trabajo que se jubilaba y con el que había tenido una breve pero intensa conversación antes de que el tipo dejara la empresa, hablaron de lo que significaba para ellos ese laburo y citó sus palabras: "vivimos esperando el viernes", le dijo...
Demoledor

lunes, octubre 02, 2006

Working

Ya conté aquí que trabajo como una esclava... como todos, o casi todos los que trabajamos en este país. No me quejo, sólo lo comento y me esfuerzo por reflexionar: quiero trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Mi hiperdesarrollado sentido de la responsabilidad hace que postergue miles de cosas... el tiempo para estar con mi familia, el tiempo para estar con mis amigos, el tiempo para procurar mi propio descanso y mi propio bienestar. Ninguna pavada. No tengo pretenciones de trabajar de objeto suntuario... pero estaría bueno... aunque eso también tendría un costo muy alto. Prefiero entonces la honestidad del deslome y la locura de mi celular sonando al menos una vez por hora.
Y que cuál es mi trabajo? Organizo la agenda de los eventos que realiza una empresa cultural. Y además organizo esos mismos eventos, es decir, estoy en todos los detalles. Y son muchos, realmente muchos. Y pauto las notas de prensa sobre esos mismos eventos que organizo. Y cuando un autor visita el local, lo acompaño a todas las notas, le consigo el cafecito y la comida y esas cosas.
Y entonces conozco a gente divina. Y entonces conozco también a gente horrible... Pero eso, por ahora, me lo guardo para mí.

viernes, septiembre 15, 2006

Día

Lo que arruina el día es la falta de tiempo: falta de tiempo para descansar, para pensar en nada, para vivir un día de sol... "Es así... la vida del obrero es así...", dice el Piti... Recuerdo un brindis, en una cena con gente "importante": alguien dijo: "un brindis por los editores, por los escritores, por los libreros!". A lo que yo agregué: "un brindis por los obreros del libro!" (incluyendo a todos, no sólo a los imprenteros, sino a todos los componentes de una larga sucesión de eslabones que hacen posible que un libro llegue a la mano de quien lo compra, aún para no leerlo) Así estamos... derrotistas... ¿derrotados?
John Lennon decía que la vida es aquello que te sucede mientras estás empeñado en hacer otros planes. En gran medida creo que de eso se trata. Como cuando llegás a la parada del colectivo y ves que se está yendo, dejándote abajo, mirando estupefacto, tomando conciencia de que tenés que esperar el próximo y que eso va a hacer que llegues con demora a destino, que llegues tal vez a destiempo.

miércoles, septiembre 06, 2006

Polo

Librería Ross y Catálogos Editorial invitan a la presentación de

Polo: el buscador
-una mirada a la vida y la obra de Fabián Polosecki-

de Hugo Montero e Ignacio Portela


“La aparición del programa de Fabián Polosecki a principios de los 90 fue la definitiva imposición de un estilo inédito en la televisión argentina. La clave fue detenerse en aquellas historias que ya nadie se preocupaba en escuchar. Esa nueva mirada que se instaló a partir del impacto de El otro lado, se basaba en la búsqueda de historias que estaban casi ocultas. El programa de Polo se encargó de correr las luces y enfocar la mirada hacia esas miles de historias escondidas en las sombras, protagonizadas por ladrones, por vecinos, por trabajadores. Una verdad poética recorrió desde el principio su trabajo y generó una mística propia: lo extraordinario respira en lo cotidiano.”

Viernes 8 de septiembre
en Ross Centro Cultural, Córdoba 1345 (Altos de Librería Ross)



desde las 17 hs Maratón Polosecki en pantalla gigante: Proyección de programas de “El otro lado” y “El visitante”, realizados por Polo

19, 30 hs Los autores de su biografía dialogarán con el público junto a los periodistas Alfredo Montenegro (Diario La Capital – Docente UNR) y Orlando “Toto” Verna (Diario La Capital – Docente UNR)
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA


Auspicia: Escuela de Comunicación Social, Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, UNR

Adhiere: Sindicato de Prensa de Rosario

sábado, agosto 12, 2006

?

Hace algún tiempo una poeta en ciernes me comentó lo mucho que le habían gustado los poemas de mi libro "100 muñecas". Me dijo que había querido conocerme porque quería conocer a "la chica que escribió los poemas que yo quiero escribir"... No me pareció un halago. En absoluto. Y no pude decir absolutamente nada. Sólo tuve una risa nerviosa que ocultaba una pregunta: ¿cuál será el drama de esa poeta en ciernes? ¿Por qué querría escribir los poemas que yo escribí? ¿Por qué desearía tal imposible? La única manera de lograr algo semejante sería convertirse en una especie de Pierre Ménard... pero yo no escribí el Quijote... Otra manera sería nacer de nuevo ella en mi cuerpo. O nacer de nuevo ella y tener la vida que yo tuve hasta el momento de escribir esos poemas. Otra manera, la más extrema, sería el canibalismo...
No deja de asombrarme el síndrome de copycat. Y menos con mi vida que no es mejor ni peor que la de cualquiera en este mundo. (Probablemente es mejor que la de quienes viven en El Líbano hoy día y más dura que la de quienes viven de renta en cualquier lugar).
En momentos de reflexiones semejantes, me viene a la memoria la última escena de la película "Slyver", cuando el personaje de Sharon Stone descubre las filmaciones que había hecho el personaje de William Baldwin y le apaga los monitores, al tiempo que le dice: "Buscate una vida".
Eso: "buscate una vida"!!!
Cada uno tiene una vida: la vida de uno.
Cada uno ocupa un lugar en este mundo: el lugar de uno.
Y esa es la mejor de las vidas.
Ese es el mejor de los lugares. El único espacio propio, original y particular, el que nadie, por mucho que se esmere, te puede expropiar.
Que duerman bien y sean felices

lunes, julio 24, 2006

De nuevo...

aquí estoy!
Hasta ahora no he podido postear. Estoy absorbida por el trabajo, ése que me permite subsistir. Pero está bien, no me quejo. A pesar del cansancio y de que por momentos me siento una esclava, la verdad es que no puedo quejarme.
Pasó el Día Internacional del Amigo. Cuando era adolescente vivía ese día con gran algarabía y festejos más o menos descontrolados. Con el tiempo, ese furor fue diluyéndose en una vivencia pausada de los vínculos de la amistad. Está bueno que exista un día al año que nos haga reflexionar sobre la importancia de tener amigos y la importancia que ellos tienen en nuestra vida y la que nosotros podamos tener en la de ellos. Sin embargo, para mí, la celebración de la amistad es algo cotidiano. Aún en los casos en los que no nos vemos seguido. Siempre nos encontramos en el momento justo. O no?

domingo, junio 18, 2006

Ajeno



Largo se le hace el día a quien no ama
y él lo sabe. Y él oye ese tañido
corto y curo del cuerpo, su cascada
canción, siempre sonando a lejanía.
Cierra su puerta y queda bien cerrada;
sale y, por un momento, sus rodillas
se le van hacia el suelo. Pero el alba,
con peligrosa generosidad,
le refresca y le yergue. Está muy clara
su calle, y la pasea con pie oscuro,
y cojea en seguida porque anda
sólo con su fatiga. Y dice aire:
palabras muertas con su boca viva.
Prisionero por no querer, abraza
su propia soledad. Y está seguro,
más seguro que nadie porque nada
poseerá; y él bien sabe que nunca
vivirá aquí, en la tierra. A quien no ama,
¿cómo podemos conocer o cómo
perdonar? Día largo y aún más larga
la noche. Mentirá al sacar la llave.
Entrará. Y nunca habitará su casa.


de Claudio Rodríguez, poeta español nacido en Zamora (1934-1999)
Gentileza de www.enfocarte.com

domingo, junio 11, 2006

PornoSer

No sé cuántas páginas tiene "Cómo hacer el amor igual que una estrella del porno", la autobiografía de Jenna Jameson, la super estrella norteamericana del porno, deben ser como 600 y las leí todas. El relato tiene buen ritmo y utiliza varios formatos, que van desde el tono confesional, pasando por la entrevista, la historieta y los consejos punto por punto al mejor estilo revista "Para tí" o "Cosmopolitan", hasta el final.
Apenas salió el libro, aparecieron muchos comentarios en la web en todo el mundo, y en Argentina, hasta donde pude ver, sólo uno (
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-2503-2006-02-10.html) y con bastante mala leche...
Jenna Jameson reflexiona, entre anécdota y anécdota, sobre qué fue, cuál fue el motivo que la llevó a ser lo que es, a ser quien es. Y no parece encontrar la respuesta más que en el deseo, pero yo diría que fue su fuerte instinto de supervivencia: ella, ante las condiciones de vida que se le presentaban, eligió el que consideró que fue su mejor camino. Inició su vida sexual tempranamente y de manera traumática. Aprendió de su padre, que los problemas se resolvían huyendo, y huyó incluso de sí misma, hasta que se dió cuenta de que ésa no era en realidad, para ella, la mejor manera de sobrellevar sus dificultades. Entonces, tuvo que elegir entre ser una chica de revistas clase "D" (por decirlo de alguna manera) y dejarse vapulear por la marea del negocio, o tomar las riendas del asunto. Entonces se hizo contratar por un estudio de cine pornográfico para asegurarse cierto status en el medio que mejor conocía. Y así, avanzó, se cayó, se levantó y siguió todo lo que pudo haciéndose la boluda con un montón de cosas: la relación con su padre, la relación con su hermano, su necesidad de sentirse amada, su deseo de ser madre y las posibilidades de desarrollo dentro del panorama del negocio del sexo, el que mejor conoce. Todo eso, con su fuerza y una gran cuota de inteligencia y buena suerte, hacen que hoy Jenna Jameson pueda pensar en la maternidad mientras dirige su propio club nocturno (
www.clubjenna.com) y cosas afines.
Cuenta su historia, su versión de la historia, con la ayuda de Neil Strauss, cosas que antes había negado cada vez que se las preguntaron, como la pregunta sobre si alguna vez había sido violada. Y sí, fue violada más de una vez, pero ella afirma que no se piensa a sí misma como una víctima, y que esos acontecimientos no fueron determinantes para su elección. Bueno, ahí entrarían cuestiones de análisis muy profundas. Lo más interesante del caso, es que ella decidió convertir su debilidad en fortaleza y hacer de sí misma un "producto" y una empresa. En la nota linkeada más arriba, Liliana Viola termina con alto cinismo, diciendo: "Porque luego de 500 páginas de penurias y de orgías, ella ha encontrado al hombre ideal, que no le pega –¿o le pega lo normal?–, que la ayudó a hacerse valer en este mundo de magnates y a que ningún otro hombre la esquilme de ahora en más.
Ya no filma escenas lésbicas. Ya no se dejará ver desnuda por una tercera persona... Su esposo hace todo, actúa y ella agradece públicamente la existencia del Viagra que colabora en las escenas. Y así se cierra el círculo. Tal vez ahora se ría la feminista (Gloria Steinem) que fue tratada de ignorante por la señora de la pornografía. Seguro las editoriales festejarán pronto la salida de un nuevo libro que bien podría titularse: Cómo ser una buena madre sin tener sexo jamás. Y tal vez aparezca algún brebaje que nos devuelva a los siglos que pasaron y nos recuerde lo hermoso que había sido entonces ser mujer."
No me cae bien esto. No sé, un libro también es un producto y una autobiografía también es una ficción. Sin embargo, si se tiene en cuenta el marco de lo que se relata habría que ver cuántas alternativas tenía a su alcance una chica de 17 años, sola por desesperación, para convertirse en algo más que aquello en lo que se convirtió. ¿Qué tendría de indignidad ser una actriz porno?¿Qué tiene de condenable su oficio como para ser comentado con cinismo el deseo de ser amada y de ser madre que esta estrella del cine porno puede tener? ¿Acaso debería ser condenada a la esterilidad por haberse cogido tanta cosa? ¿Acaso los individuos, hombres y mujeres, cuyo trabajo se relacionan con el sexo, el placer y/o el goce propios y/o de terceros, deberían ser condenados a la soledad y al exilio social? Porque claro, mientras la prostituta sea pobre, callejera, tenga 15 hijos que mantener y un fiolo que le pega, está todo bien: "pobre mujer..." Pero cuando no es así, cuando la tipa, en medio de su desgracia se dió el lujo de pasarla bien, tiene que ser condenada... Ese último párrafo de la nota, da mucho que pensar...

domingo, junio 04, 2006

"El ego me parece necesario"

Entrevista a Juan Terranova
por Mercedes Gómez de la Cruz
Dos amigos que trabajan de noche conversan en el chat. Uno de ellos es ginecólogo, el otro, fotógrafo. Comparten un círculo social, pero, sobre todo, el noctambulismo y sus consecuencias. De eso se trata, básicamente, "El Pornógrafo", la nueva novela de Juan Terranova, publicada por Gárgola Ediciones (Bs. As, 2005). Este escritor, nacido en Buenos Aires en 1975, se define a sí mismo como un "fanático de la web, de los rinocerontes y de las historietas de Robin Wood (en especial sus dos grandes clásicos Nippur de Lagash y Dago)" Además de escribir literatura, se dedica al periodismo cultural en diversos medios gráficos y páginas web (www.elinterpretador.com y www.elremiseroabsoluto.blogspot.com) y postea todos los días en su weblog www.elcocinerosalvaje.blogspot.com , donde vierte sus, muchas veces, polémicas opiniones sobre literatura, arte, cine y política. Considerado una de las voces más interesantes de la literatura argentina, Juan Terranova integra la antología "La joven guardia" (Bs. As, Ed. Norma, 2005, compilada por Maximiliano Tomas) con su cuento "Diario de un joven escritor argentino".
Después de publicar su primer libro, "Notas de un viaje a Italia" (Bs. As., 1999), apareció "El coleccionista" (2001) y más tarde, su primera novela: "El caníbal" (Bs. As., Ed. Deldragón, 2002). En ella, Terranova juega con el pastiche intercalando en el relato recortes de diarios y de revistas de chismes. Mientras que en "El pornógrafo", su tercera novela, vuelve al diálogo como recurso para contar una historia. Recurso que ya había desarrollado en su segundo libro, "El bailarín de tango" (Bs. As, Ediciones Deldragón, 2003) Ambientado en la actualidad, la trama aparece en lo que se cuentan dos mujeres que hablan por teléfono y una de ellas tiene un romance con un tanguero. Si bien en "El pornógrafo" el relato se hace presente también en la conversación, en este caso es en el chat y lo más importante de la historia no está dado solamente por lo que se cuentan los dos protagonistas, Nemo y Mirko, sino en el vínculo que sostienen a través de la pantalla y del teclado.
En esta entrevista, realizada vía email, Juan Terranova cuenta algunos detalles de su escritura, que se escucha entre el murmullo de los discursos que circulan por esos ámbitos en los que transitan sus lecturas y su trabajo.

-¿En qué momento del día escribís?

- Soy de los que escriben cuando pueden, pero sin duda hubo un tiempo en que me sentía más cómodo escribiendo de noche. Estudiaba y escribía de noche. Tener todo ese tiempo libre por delante era genial, lo sentía en el cuerpo. Cuando me integré al mercado del trabajo, la cosa cambió. Entre Internet, el periodismo y la literatura, hoy se puede decir que escribo prácticamente todo el tiempo. Y leo en los viajes en subte. A veces incluso me paso un par de estaciones para poder terminar un capítulo.

- Teniendo en cuenta que escribís tanto cuento, como poesía y novela ¿a qué responde, para vos, a la hora de escribir, la elección del género?

- La verdad es que no lo sé. Yo me considero novelista. Lo otro es coyuntural. Cuando salió El Ignorante (Bs. As., Ed. Crawl, 2004), el único poema que publiqué, la comunidad de poetas de Buenos Aires lo vio como por afuera de la poesía. Mejor dicho, lo veían como poesía escrita por un prosista. Supongo que esto tenía que ver con sus deficiencias formales. Por otra parte, escribo relatos –no creo que sean cuentos- para revistas de Internet o soportes en papel, y me gusta hacerlo. Pero la novela es el género que más disfruto leer y abordar. Tiene un calor narrativo muy especial.

- ¿Cómo surgen tus novelas? ¿Cómo surgió la idea de escribir "El Pornógrafo"?

- La idea de "El Pornógrafo" surgió una noche que estaba chateando con un amigo, coleccionista de arte y libros. Él me señaló que tenía que probar de narrar con esa forma. Y estuvo bien, porque el chat me permitió contar un máximo de historias con un mínimo de palabras y que todo tuviera ritmo. El ritmo es muy importante para mí. El tema de la pornografía me obsesiona desde hace mucho. Y quería que la novela trascurriera en la Buenos Aires actual, otra obsesión. Pero no encontraba el ángulo para entrar. Un día estaba nadando y se me ocurrió que podía ser una discusión entre un fotógrafo y un ginecólogo. Y salió. "El Bailarín de tango" surgió de la necesidad de retratar el ambiente del tango hoy. Y después, una noche mi mujer estaba en la cama y yo había terminado de leer "Cae la noche tropical" de Manuel Puig. Me preguntó si me había gustado. Le dije que sí, pero que necesitaba una actualización. Así que cambié a las viejas de Río de Janeiro por dos chicas de Buenos Aires. Y después, me dejé llevar por esas voces, que llegaron a hacerse muy íntimas para mí. De alguna forma me enamoré de las protagonistas del libro.

- Se hace notable, tanto en tu obra literaria como en los post de tu weblog, que leés muchos diarios, revistas y páginas web. Teniendo en cuenta ese panorama la pregunta sería ¿cuál sería el espacio de "lo literario"?

- No sé. Lo que convencionalmente entendemos por "Lo literario" no me interesa en sí mismo. Me interesa la literatura, pero no "lo literario". De hecho, mis tres novelas forman una especie de trilogía de lo "anti-literario". Porque al final, la literatura es una forma de leer y no tiene un lugar y es flexible y maleable. Pero al mismo tiempo, después de estas tres novelas, no estoy tan seguro. Eso me preocupa. Quiere decir que me voy haciendo viejo.

- ¿Qué lugar ocupa en tu obra lo autobiográfico?

- Es central. Como dijo una vez Jerry Lewis: el ego es necesario. Con el tiempo, me voy volviendo un especialista en mí mismo. Hegel aspiraba a ser contemporáneo de sí mismo. Es un proyecto excelente, todo un desafío. Aunque es violento, el "yo" no es malo. El narcisismo sí. Los problemas del narcisismo son serios. A veces para combatirlo me entrego al masoquismo intelectual. Para eso Internet es ideal: un par de afirmaciones contundentes y los guardianes de la moral argentina saltan como leche hervida a insultarme. Es como el ejercicio físico, se siente dolor y uno se exige a ir más allá, a superarse, y eso es bueno. Lo autobiográfico siempre es buen material en la medida que uno se deje transformar por sus intereses y sus deseos.

- ¿Qué autores son tus preferidos a la hora de leer? ¿y a la hora de escribir?

- Para las influencias, siempre menciono cuatro, un poco porque es verdad, un poco por costumbre. Menciono a Manuel Puig porque es evidente que tomé muchas cosas de él; menciono a Nelson Rodrigues, quizás el escritor brasileño más importante del siglo XX y porque su obra me resultó reveladora en muchos sentidos; cito a Juan José de Soiza Reilly porque siento a Roberto Arlt como un escritor ajeno y gastado, y aparte porque Soiza es muy superior. Y antes decía que me sentía influenciado por Jorge Asís, pero ahora ya no lo digo tanto porque se presta a equívocos, lo cual también evidencia que me estoy poniendo viejo. Igual, Asís tiene lo suyo, incluso contra sí mismo.

- En tu weblog www.elcocinerosalvaje.blogspot.com, posteás todos los días ¿lo tomás como un ejercicio de escritura, más allá de los temas de los post? ¿Cuál es tu opinión respecto de la proliferación de weblogs con respecto a la escritura?

- El blog es una buena gimnasia. Saco mucho de mi blog, casi tanto como pongo. (Y saco mucho de otros blogs, pero creo que conviene no decirlo.) Ahora bien, en un momento pensé: "Bueno, voy a dejar de escribir libros y voy a escribir en el blog". Pero no pude. Los blogs son positivos y aunque parezca que se comen todo, no es tan así. Si uno se pone a mirar tienen límites muy claros. Esa imposibilidad de cerrar, ese continuo movimiento puede ser interesante para muchas lecturas, pero frustrante para otras. Yo siento que es tan placentero encender la computadora y recorrer blogs como tirarme en la cama y leer una novela que sé a ciencia cierta tiene un principio y un final. Son diferentes versiones de una misma manía.

Publicada en Diario "La Capital", Rosario, domingo 4 de junio de 2006

http://www.lacapital.com.ar/2006/06/04/seniales/noticia_298413.shtml


sábado, junio 03, 2006

Tan simple...


"Uno no puede impedir que el pájaro de la tristeza sobrevuele su cabeza,
pero sí puede impedir que anide en sus cabellos."


Proverbio chino

domingo, mayo 28, 2006

Looking for love

"El amor tiene un precio que hay que pagar", dice Juan Terranova en su blog (linkeado en la barra del costado) que dijo Mario Vargas Llosa en una teleconferencia que dió... bla bla... Supongo que se refiere al amor en términos abstractos, generales, más allá de los vínculos en los que perviva, digo: amistad, padres, pareja, hermanos, etc etc. Claro que el amor tiene un precio que uno tiene que pagar. Y tiene que pagárselo a uno mismo y en esta vida. Supongo que siempre es costoso, aunque no tiene por qué ser necesariamente caro, oneroso, excesivo. Ay, qué tema!
Releyendo las notas de mi diario íntimo (el último, el que conservo y que empecé en 1998) encontré unas citas que se adaptan como reflexión sobre este tema. Pertenecen a "El mundo alucinante", de Reinaldo Arenas. En dicha novela, el protagonista, Fray Servando Teresa de Mier, se la pasa escapando de su destino de cárcel, y en ese trayecto se encuentra con un guía-Rey, que le dice: "No te preocupes (...) no olvides que estás en la tierra de los que buscan, y por lo tanto, nada encontrarán" (...) (...) "¿Para qué quieres modificar lo que precisamente te forma?" dijo. "No creo que seas tan tonto como para pensar que existe alguna manera de liberarte. El hecho de buscar esa liberación, ¿no es acaso entregarse a otra prisión más terrible?(...) Y además (...), suponiendo que encuentras esa liberación, ¿no sería eso más espantoso que la búsqueda? y, aún más: ¿que la misma prisión en la cual imaginas que te encuentras?" Y así fue como me dejó solo, desapareciendo con trabajo entre los árboles. Y yo me quedé pensando en esas futuras derrotas, las que siempre acaecen después del triunfo."

domingo, mayo 21, 2006

Poetry

"En la caza de la palabra justa, dos razas: la de los pajareros y la de los ojeadores: Rimbaud y Mallarmé. El porcentaje de logros de los segundos es invariablemente mayor, su rendimiento tal vez no admita comparación... pero jamás regresan con piezas vivas."
(citado por Enrique Vila-Matas, en "París no se acaba nunca")

miércoles, mayo 17, 2006

Agua

Amor Aquí,
en los poros de la historia

y lo que jamás

volverá a ser frescura: Flor marchita
antes de vivir
el esplendor del panal o el nido misterioso.

Hoy las fluorescencias
hablan de su paso
por ese tramo de mundo:

el que habitó una vez, y otra,
el transcurso del agua.



Poema escrito en 2001, probablemente integre mi libro aún inédito "Amar es reconocerse ramA"

domingo, abril 30, 2006

Madrigal

Tu vientre sabe más que tu cabeza
y tanto como tus muslos.
Ésa
es la fuerte gracia negra
de tu cuerpo desnudo.


Signo de selva el tuyo,
con tus collares rojos,
tus brazaletes de oro curvo,
y ese caimán oscuro
nadando en el Zambeze de tus ojos.


Nicolás Guillén (de "Sóngoro cosongo")

domingo, abril 23, 2006

de Batman inicia

"No importa cuáles sean tus sentimientos. Son tus actos los que te definen."

viernes, abril 14, 2006

Poesía

Varios días, sí, desde mi último posteo. De a poco salgo de la bruma, que se adensa y se dispersa, como una marejada.
Ayer comenzó el ciclo de lecturas "Poesía en los bares". Leyeron Germán Roffler (veinteañero), Ana María Russo (señora de cincuenta y pico) y Eduardo D'Anna (ya en los sesenta), todos con libros publicados.
Afuera llovía. Poco público, cautivo por el aguacero. Estuvo lindo.
El ciclo es semanal, todos los jueves a las 20,30 hs en el bar La Muestra (J. M. de Rosas y San Luis). Lo organiza la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario. Me invitaron a leer allí mis poemas, dentro de dos semanas.
Será mi primera lectura en público, en Rosario, desde que abrí este blog.

martes, abril 04, 2006

Beee...

En casa había una tienda de ropa, una boutique atendida por mi abuela. De vez en cuando pasaba una mujer a la que ella le compraba collares de barro pintado. Hermosísimos. Después, también lechucitas. La comunidad de Rosario convive con la gracia de la cultura toba. Los bolsos tejidos, los sombreros de paja, los tatús de barro, las lechuzas coloridas aparecen por las mesas de los bares y en alguna que otra feria de artesanías. El habitante es un observador que a veces compra esos objetos, pero también hay muchos que trabajan cada día, desde diversos espacios, para integrar a quienes les pertenece este lugar, porque ¿acaso es menos suyo por ser nómades? (http://elciudadano.net/04-04-2006/ciudad/tobas.php)

Este viernes 7 de abril, a las 21 hs
se presenta el video-documental

El camino de los Tobas
Del Chaco a Rosario

La comunidad Qom de Rosario cuenta cómo vive y se adapta a una ciudad creada de cara a Europa y que, ahora, descubre la problemática de los pueblos originarios de América a través de nuevos asentamientos urbanos.
Producción: Mariela Mulhall y Ernesto Ávila
Realización: Ernesto Ávila


Auditorio del Banco Municpal de Rosario
San Martín 730

Organizan:
Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario
Centro Audiovisual Rosario

Parece...

que por ahora se resolvió el problema, bah, llegaron a un acuerdo y el paro de transporte no se hace. Esta historia... continuará?

viernes, marzo 31, 2006

Cada día

al fin
a quién le importa
tu biografía

La puja por el aumento del boleto, y su consecuente paro de colectivos, no permite trasladarse por la ciudad de manera habitual. La bicicleta no es una opción para un habitante que vive en un barrio distante 12 km de su trabajo, y que para llegar en condiciones, tiempo y forma a cumplir con su obligación, tiene que sortear obstáculos como automovilistas enloquecidos, baches, pozos, cercas de obras de bacheo que nunca se terminan y la posiblidad (no tan remota) de ser empujada con fines de substracción del rodado en cuestión.
Una gota en el mar. Esto es una gota en el mar. ¿Pero qué? ¿Acaso el mal de muchos no es un consuelo de tontos? Una trivialidad que se deja pasar, se suma a otra trivialidad que se suma y transforma lo cotidiano en un infierno.

Otras cuarenta y ocho horas de paro de choferes esta semana (tercera semana) en Rosario. Los choferes quieren un aumento de salario, los empresarios, para dárselo, quieren un aumento del boleto. Los usuarios estamos hartos.
Querrán tal vez que la comunidad se canse y hasta pida, por ese mismo cansancio, la suba del boleto.
Espero que no. Espero que no.

jueves, marzo 23, 2006

Marzo

Posteo en plena autocrisis blogger. Ultimamente puedo leer páginas, pero poco intervenir en esta.
Los blogs argentinos que visito están dele hablar del 24 de marzo, como todos en la calle, en todas partes. El 24 de marzo de 1976, yo tenía poco menos de dos años. De manera que pasé casi toda mi primera infancia durante la dictadura. Eso hace que sea reticente a hablar de política. Todavía no termino de leer la edición del suplemento Ñ del sábado pasado. Lo leo lentamente.
Hace algunos días, un taxista me comentaba de su indignación por la declaración del feriado del viernes próximo. Él sostenía que no debería ser feriado, sino un día de trabajo porque, cito: "en este país se está perdiendo la cultura del trabajo. Ese día los chicos tendrían que ir a la escuela y hablar de lo que pasó" (fin de cita)
Pienso en una página impresa íntegramente en negro. Una página fallida, mal diseñada, con demasiadas líneas, con la tinta agolpada, sin matices. Pasión. Pasión. Pasión, en términos de pathos. Y el agua que quiere lavarla no hace más que manchar.

viernes, marzo 10, 2006

8 de marzo...

Suele haber un rastro de cada caída en algunas células. También la información química de cuál ha sido el alimento ingerido en cada etapa de la vida. Esto último queda en los huesos. Pero hay otras marcas, otras que no se ven tanto, otras que de vez en cuando emergen como un moretón tardío y permanecen en un tic, una mueca, un rictus en la comisura de los labios.
Como mujer he sido educada, y como tal, y como católica, he sido criada, y amansada: para amar tanto al amigo como al enemigo, para acariciar pero también para poner la otra mejilla, para tener piedad con el impío, para ocultar mi sonrisa de felicidad y ser así discreta ante el dolor de los demás, para ocultar mi propio dolor y no opacar así la felicidad de los demás. Fui educada, como la enorme mayoría de las mujeres, para soportar la responsabilidad de las derrotas y consolar los dolores de aquellos seres amados, para sentir alegría con sus logros, pero siempre con un paso al costado. Fui educada para dar y dar y dar: comprensión, apoyo, solidaridad, seguridad, abrazos, y debía, sí, debía, sentir gozo por el sólo hecho de hacerlo, sin pedir nada a cambio, porque debía, sí, debía, encontrar en la dádiva mi propia alegría.
Debería olvidar todo eso, o simplemente dejarlo de lado cuando fuese necesario. Balancear un poco las cosas. Dormir más tranquila, sin velar tanto del sueño de las suceptibilidades de quienes están alrededor.
Tener una completa metanoia.

Y el día de la mujer, no debería ser ninguno. O acaso existe el día del hombre?

Que cada día sea humano, que cada día sea humano

jueves, marzo 02, 2006

Internalis

Más allá del eco de los tambores, la vida continúa. Más acá. La magia del presente es igual a su pavor: las cosas son como son. Y agrego, parafraseando a San Martín: la independencia política es imposible sin la independencia económica.

Esto se aplica a todos los órdenes de la vida.

viernes, febrero 24, 2006

Y se vino el carnaval

En Rosario se están llevando a cabo los defiles de carnaval y por primera vez (al menos desde que volvió a celebrarse con el auspicio municipal) hay desfile de murgas antes de las comparsas. Allí estuve el viernes pasado. Es emocionante ver a la gente bailando, sonriendo, dejando lo mejor de sí, de su alegría, a través de cuadras y cuadras... Algunos viejos, muchos jóvenes, muchos nenes y nenas, algunos acompañados por sus padres. Otros, formando parte de una familia nueva: la que le brinda ese grupo de color y ritmos. Todos los grupos, tanto las murgas como las comparsas locales, están compuestas, en su mayoría, por gente que vive en villas miseria o en barrios pobres o empobrecidos. Y no se trata de hacer una apología de la pobreza ni nada de eso, sino que pienso en la libertad, en la liberación que a veces, digo "a veces, en ocaciones, en determinadas situaciones", brinda la pobreza. Y pensaba en esto cuando veía a las bailarinas semidesnudas con sus cuerpos mejorables, sí, mejorables, agitándose sin pudor (o muy poco) y me pasaba en ese momento, como me pasa cada vez que escucho un tambor: QUIERO BAILAR!!! Poco antes de que comenzara el carnaval, estuve averiguando sobre los grupos, sobre las comparsas y demás, y resulta que no hay ninguna, NINGUNA, de un barrio de clase media. Ni una sola. ¿Qué nos pasa a los argentinos? ¿Será que seguimos (siguen, mejor dicho) pensando que la alegría es sólo brasilera, que para bailar desinhibidamente hay que ser extremadamente hermoso o extremadamente pobre, que no hay que tener "nada que perder" (léase, una imagen, una compostura que perder)???. Mientras tanto, el que no baila se pierde mucho, muchísimo: la experiencia del goce del propio cuerpo más allá de la belleza o de la gracia, el que no baila se lo pierde. Una parte de las respuestas posibles a estas preguntas aparecen en la nota del vínculo. Y da para seguirla...
http://archivo-elciudadano.com.ar/19-02-2006/ciudad/murgas.php

jueves, febrero 16, 2006

Regreso

Acá vuelvo, después de mucho dormir y descansar del silencio artificial de la computadora.
Lo necesitaba: tomar sol... dormir... leer...

Leer... es la pregunta que vuelve y da vueltas en mi cabeza una y otra vez... El domingo leí en el suplemento Señales del diario La Capital, de Rosario, una nota de Carlos Bernatek sobre concursos literarios (http://www.lacapital.com.ar/2006/02/12/seniales/noticia_268353.shtml). Allí, entre otras cosas, se refiere a dichos concursos como parte integrante del marketing del negocio de la industria del libro. Desde luego, esto no es ninguna novedad. Pero también hace referencia a los concursos literarios organizados por el Estado (ya sea municipal, provincial o nacional) y a su eficacia relativa para poner en circulación una obra a la hora de hacer efectivo el "premio publicación" en tiempos óptimos, esto está expuesto como consecuencia del recorte presupuestario que constantemente padecen las dependencias de cultura.
Entonces pienso, un rato, no mucho, que continuamente se dice que la gente no lee, que los jóvenes no leen. ¿Quién puede afirmar algo semejante? Alguien que no puede vislumbrar todavía que lo que se lee poco (no nada, sino poco) son libros. En cambio sí se leen suplementos deportivos, páginas web, blogs y un extenso etc. Pero, redoblo la pregunta: ¿Qué es leer? ¿Sólo se leen textos? Digamos que el concepto de lectura se puede ampliar más todavía (no es nada nuevo tampoco, pensemos en Barthes y en Kristeva, por citar algunos) Consideremos lectura toda interpretación o asimilación del sentido y hagamos entrar películas, fotos, obras de arte, dibujos animados!!! Toda lectura implica un proceso de identificación, ya sea positiva o negativa, con la historia y al menos uno de sus personajes, generalmente, con la figura central, que en ocasiones no es otra que la figura del "héroe". Así, los países más desarrollados del mundo no subestiman ninguna manifestación cultural, ninguna! Pensemos en Japón, por ejemplo, que ha sabido crear al menos dos generaciones de ingenieros en electrónica y en robótica con la proyección de "Mazinger Z" y de "Robotech", ambas tiras de altísima poesía épica... O al menos una generación de futbolistas dignos de entrar a un mundial, como sucedió con la tira "Los Supercampeones", también super épica, y los chicos que jugaron en la selección japonesa de Corea-Japón. Tan épica como los relatos del suplemento "Ovación". Y estoy dando sólo un ejemplo...
El imaginario de una sociedad se construye en cada rincón de lo cotidiano, no sólo en los libros de poesía o en las novelas o relatos que grandes mentes y grandes sensibilidades puedan brindar. No estoy diciendo nada nuevo, no no. Ninguna novedad. Ordeno ideas, solamente, porque de vez en cuando está bueno rumiar sobre el lugar común.

Retorno

Acá volví, después de dormir y dormir... Cómo necesitaba un cambio de aire, un alejamiento del silencio artificial de la computadora... Tomar sol... nadar... leer... pero nunca es suficiente...

Creo que me voy a ir a vivir al campo.

sábado, febrero 04, 2006

To night

Esta noche estaré en el programa radial "Viento en contra", entrevistada por Diego Giordano, cerca de las 22, 30 hs, por LT 8. Veremos qué sale...

... ... ...


Jorge Luis Borges decía que la poesía no debe darnos experiencias nuevas, sino darnos la sensación de que estamos recordando algo que habíamos olvidado. Mmm... me parece una reflexión un tanto conformista, aunque puede ser... habría que ver desde dónde se despierta ese recuerdo, si es desde lo meramente evocativo, o si es desde el otro lado del espejo... Creo que es más saludable lo segundo, digo, saludable para el lenguaje y para la poesía. Al menos ese es, a mi entender, el trabajo que más enriquece tanto a quien escribe como a quien lee.
Escribir no es una tarea tan grave, es decir, la seriedad en el trabajo de la literatura no implica necesariamente gravedad, también puede integrar alegría. Hay que divertirse, hay que alegrarse, no tomarse todo para la joda, sin liviandad, pero sí alegrarse... Permitir, al final de la jornada, que una partícula de nuestras células rememore cuando eramos tribu, cuando nos agrupábamos alrededor del fuego a entonar y a tocar ritmos, celebrando un nuevo día de vida, una nueva prueba superada. Acariciar a nuestro animal cercano, hablar con la planta... ahhh qué bucólico todo, no? esto se está volviendo empalagoso... mmm no todo es lo que parece... porque también, en aquellas celebraciones atávicas estábamos sucios, los cuerpos olorosos, animales... con los impulsos a pleno se daba rienda suelta a esos llamados de la sangre: a veces la furia pero también la alegría!

Alegría!, entonces, que ésa sea la determinación. Sí, prefiero, antes de seguir con este latoso post, seguir escribiendo y corrigiendo y cantando los poemas de mi libro, aún inédito "Soy fiestera".
Sí, sí! así se llama: "Soy fiestera", y qué?

sábado, enero 28, 2006

Sofocón

En estos días no hago más que pensar en cómo reconciliar las partes... : la escritura, la vida cotidiana (esa que va de la casa al trabajo y del trabajo a la casa) y los momentos de expansión y regocijo. ¿Cómo se puede conciliar en este mundo el hecho de ser una mujer heterosexual, soltera, con iniciativa y a la que le gusta bailar? Podría definirme como una mujer "sincrética afectiva", según términos de Susana Balán, es decir, habitada por las paradojas: seria a la hora de trabajar, alegre por definición, con capacidad para divertirme y disfrutar en malón, pero íntegra en el amor y, sin ser excesivamente compleja, tampoco nada simple... Sería más fácil sin la mirada de los otros. Pero los otros están, están ahí, esperan, suponen y yo supongo que suponen y que esperan y al final uno (o los otros, o todos) se termina equivocando, nos terminamos equivocando. O no, tal vez no. ¿De qué hablo?, tal vez se pregunte Esteban, que quiere saber y saber. No hay nada que saber, ningún misterio. Solamente puedo decir que los días son turbulentos, llenos de deseos para el futuro. Es sabido que enero en Rosario es como una hibernación con calor, claro. Un mes para dormir, leer, chapotear, morfar y demás actividades recreativas y placenteras, y también un mes para pensar, acomodar la agenda, prepararse para caminar un año, sin saltos, paso a paso. O no, tal vez no.
.... .... ....

"Uno es uno y sus circunstancias", "Todo acto privado también es político". Diario críptico este que escribo aquí, diciendo para no decir.
Yo tenía un diario íntimo, lo tengo todavía. Un cuadernito azul que hace mucho tiempo no visito. Algunas páginas de ese diario las reescribí y publiqué en la antología "Dodecaedro de poetas" y también en la segunda edición de la revista espiralnética (linkeada aquí). A ver qué les parece.

domingo, enero 22, 2006

El sol

Entre tanto descubridor de la pólvora y del chocolate, voy caminando, por ahora observo, trabajo adentro, implosionando... de a poco saldaré mis deudas, sobre todo conmigo misma, de a poco me iré apartando del tono confesional que este blog ha ido adquiriendo para mi disgusto. Por ahora, paciencia...

miércoles, enero 18, 2006

¿Qué es...

el amor? Saint-Exupery decía que no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en una misma dirección.

Tal vez sea así... tal vez lo sea

martes, enero 17, 2006

Aire

Desde hace algunos días, desde el 9 de enero para ser más precisos, rige en la ciudad de Rosario (y creo que en toda la provincia de Santa Fe) la ley antitabaco gracias a la cual no se puede fumar en los lugares cerrados de uso público (bares, dependencias oficiales, restaurantes, comercios y un largo etc). Entiendo perfectamente la algarabía que esto generó en los no-fumadores y en las no-fumadoras que están hartos y hartas de respirar los residuos de los vicios ajenos. Yo misma fui no-fumadora hasta hace poco más de dos años (sí, sí, me agarró de grande, qué se le va a hacer) y era bastante intolerante con el asunto. Pero ahora veo las cosas de un modo un tanto diferente y me pregunto qué van a hacer dentro de unos meses, cuando el calor se vaya y en los bares ya no se pueda fumar ni en la vereda. ¿Qué van a hacer con la furia de los dueños de los bares, restaurantes, maxi-kioskos, paradores de las estaciones de servicio y afines cuando baje notablemente la facturación de los locales dado que los fumadores comenzarán a permanecer menos tiempo en esos lugares? ¿Qué pasará entonces con las instancias comunicativas que el relax del café y el cigarrillo favorecen cuando termina una alienada jornada laboral o se abre un ratito en la agenda para un encuentro o para la meditación solitaria? Más teniendo en cuenta que dicha legislación no hace lugar a la posibilidad de que se habiliten bares exclusivamente para fumadores. Ojalá que la respuesta sea que se abrirán nuevas instancias y espacios de encuentro y de comunicación para todos, pero lo cierto, es que lo dudo bastante...

jueves, enero 12, 2006

Mar y pesca

Es notable lo mucho que me gustan los dichos populares, esos que el Chapulín Colorado daba vuelta una y otra vez. Él ponía en duda así su sabiduría y efecto en los acontecimientos adversos que podían superar toda verosimilitud , en los acontecimientos extraordinarios que en cualquier momento podían acontecer y transformar una vida. Y qué divertido era su error repetido. Pero nada divertido es ver al pez muriendo por la boca. Aunque no sea trágico, es triste, es una muerte banal en las aguas del lenguaje y del coloquio.

Ya no quiero ser un pez, nunca más.

miércoles, enero 11, 2006

Ya está bien de melancolía. "Yo no lloro más", ya lo dijo Mimi Maura.
Mi corazón entero, mi corazón, ya me lo comí, lo asumí, lo asimilé, lo digerí, lo integré a mí. Aquí estoy, no a la intemperie, sino de pie en el mundo. Soy, estoy, latiendo, íntegra a pesar de todo lo que pude haberme escarnecido.

Cierro la ventana a la exposición.
Antes, cuando era mucho más joven, creía, como Oscar Wilde, que el artista debía hacer una obra de arte con su propia vida. Hoy no estoy tan segura. Pero tampoco creo que el arte deba ser un trabajo de oficina, sino un caminar en el filo, como "el de la gata en la mesa del perfumista"

lunes, enero 09, 2006

No es silencio, es silencio

A veces uno se equivoca. Se equivoca feo para con uno mismo, se juega en contra. Es terrible darse cuenta de eso: que uno arriesga todo por miedo, que es lo mismo que por nada.
Esto me hace acordar a la lectura que con Aldo Oliva hacíamos de algunos pasajes de los Evangelios Apócrifos, ante los que el viejo concluía: "la palabra, da vida, pero también, la palabra, mata"
¿Y cómo salir del encierro involuntario pero autoimpuesto?¿Cómo salir del turbulento silencio?
Ya... ya... a veces es necesario un poco de silencio para llamar al silencio, para irse del ruido.
Basta de autocontemplación y autocomplacencia.

viernes, enero 06, 2006

Lectura

Han pasado algunos días desde mi último posteo, y las lecturas del contador de visitas me han dado una noción extremadamente fuerte de la lectura de la página. Ahora, para soltarme, tengo que olvidarme un poco de esa presencia suya. Entonces, volveré a postear algo más interesante que una reflexión como esta, que no deja de ser un pensamiento en voz alta acerca de algo en lo que pienso mucho desde hace ya bastante tiempo: la lectura