sábado, diciembre 31, 2005

2006

Y bueno, el 2005 se nos va...
Ha sido un año arduo: emociones fuertes, aprendizajes de la vida... y el aprendizaje fundamental: no dar nada por seguro, nada por sentado, ni siquiera dar por sentado que no hay que dar nada por sentado... ja ja...
Descubrí lo tedioso que es para mí enviar mensajes de saludos por estas fiestas. Aquellos que están cerca, los que están en mi corazón, sepan que les deseo lo mejor en estas fechas.
Mi deseo para el 2006 es que podamos, cada uno de los seres que habitamos este planeta, convivir mejor, con tranquilidad en nuestros corazones, sin búsquedas de aniquilaciones simbólicas ni reales; que podamos dejar que el tiempo pase mientras construimos. Porque ¿de qué puede servir que mi vecino no construya sólo por el hecho de que yo no puedo hacerlo o por el hecho de que yo lo haría de otra manera, que considero la óptima? En ese caso, lo mejor es construir uno, uno mismo: buscarse una vida, la vida de uno.
Ahhh, ya parezco Bucay (o Ludovica) ... pero bueno... a veces pasa esto cuando uno se las ve cara a cara con las máscaras que están enfrente, cuando uno despierta a la necesidad de tener que elegir entre convivir pacíficamente en esta sociedad o salir a hacer piquetes de ojo a riesgo de ser calificada como una inadaptada o una incomprensiva y convertirse en una paria, en una exiliada.
Basta de victimización! Ya lo dijo el sabio Mojan Llul, y acuño aquí las palabras de estas dos frases suyas:

"la mente se transforma en aquello que contempla"

y

"yo no soy una gota en el mar, yo soy el mar"


Feliz año nuevo!!! porque lo mejor siempre está porvenir

jueves, diciembre 29, 2005

Real

Leo libros, leo revistas, suplementos culturales, meils, páginas webs, blogs... Entre estos últimos, muchísimos hablan de política, ya sea directa o eufemísticamente. A veces me gustaría escribir algo así. Rara vez lo hago. Tal vez porque la política y los análisis sociológicos, políticos y derivados, se me hacen agua cada día cuando tengo que laburar como una burra y llegar a la pantalla y al teclado tras una extenuante jornada.
Tal vez mi vida es pequeñísima: de la casa al trabajo, del trabajo a la casa. Y la esperanza de cenar un buen plato de fideos, o una rica milanesa con papas fritas.
La necesidad hace olvidar todo deseo fuera de la subsistencia.
A eso nos han conminado.

lunes, diciembre 26, 2005

2005

Navidad, fin de año, supuesta época de balance: ¿qué capitalicé?: un blog! y con él, una nueva experiencia de escritura y una nueva experiencia de lectura (ambas plurales, pluralísimas!); la magia de la tecnología en mi propia casa! o en el azaroso rincón de un ciber, posteando en cualquier lugar del mundo!!!; la escritura de nuevos poemas; la maduración de los de hace un tiempo; el descubrimiento del chocolate: que todo no se puede, no se puede todo, no se puede hacer todo todo; y el descubrimiento mágico y aterrador: que el "otro" existe: hay alguien ahí, preguntando, opinando o callando: el lector de blogs existe, el lector existe. Gracias!

martes, diciembre 20, 2005

2001

Hace cuatro años, un día como ayer y un día como hoy

No olvidar.

jueves, diciembre 15, 2005

Parafraseando

hoy que mi corazón... se agita en silencio...

Silencio, que no es silencio...

sábado, diciembre 10, 2005

Fábula

Yo tenía una tortuga, y se me escapó!

bah, la dejé escapar... Habrá sido porque no la alimenté lo suficiente, con delicado empeño... a pesar de su rispidez, es frágil su integración al ecosistema. Pero alimentarla todos los días hubiera implicado para mí un desmesurado esfuerzo, un esfuerzo que no estaba dispuesta a seguir sosteniendo. Tal vez sea yo una furry-liebre... quién sabe...

jueves, diciembre 01, 2005

¿Qué es un escritor?

Recuerdo un tiempo en el que todos querían tener página web... Hace algunos años eso era difícil y oneroso... Ahora todos podemos tener una página web y subir toda la info que uno quiera o escribir cualquier pavada que se le ocurra... ¿Será por eso que ultimamente han proliferado los "famosos" con libro publicado? Las modelos, los conductores de televisión, los actores, las actrices, los columnistas, los que tienen bolos en la tele, los conductores de radio... La aparición de títulos editados por multinacionales, firmados por gente notable que trabaja en los medios masivos de comunicación es muy grande y directamente proporcional a la proliferación de weblogs de gente que tal vez no sea tan destacada en la circulación de esos mismos medios. Medios que a su vez se manifiestan asombrados por dicha proliferación de blogs, e incluso preocupados. ¿Será acaso que, a pesar de que muchos están decretando la muerte del libro y de la lectura en ese formato, el libro tradicional continúa siendo un signo de pertenencia a lo que podríamos denominar "una cultura alta", "una cultura de clase"? ¿O será lo contrario? ¿Será que el libro goza de buena salud? Si nadie (o pocos) lee (n) ¿por qué tantos quieren ser escritores?
Y otra pregunta más: al escribir un libro ¿se convierte uno en escritor?
Tal vez la respuesta a esta última pregunta sea no. Lo cierto es que la figura del "escritor" sigue teniendo prestigio, y todo aquel que haya escrito y publicado un libro ya puede ir definiéndose como un escritor en ciernes.
Ahhh me acuerdo del magistral cuento "Escritor fracasado", de Roberto Arlt. Si no lo leyeron, háganlo.